Seguidores

jueves, 8 de enero de 2015

Jorge Luis Borges


Después de un tiempo uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar el alma.
Y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad y uno empieza a aprender... que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos.
Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día uno aprende.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de quererte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.
Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.
Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.
Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios, multiplicados al cuadrado.
Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido, ya es tarde, nunca dejes que algo te sea demasiado tarde.
Pero, desafortunadamente, lo aprenderás sólo con el tiempo...

QUÉ?

No salgo más de esta situación... no entiendo en qué momento me metí en este lío enorme. Tipo qué me pasa? No tengo una voz razonable dentro mío? Una conciencia? Soy yo misma la que me lastimo y lastimo a los demás, y me canso de lastimar, pero sigo haciéndolo sin darme cuenta, y es recién en el momento en que los gritos me recuerdan lo que hice. Recuerdo lágrimas quemándome los ojos. Dolores de garganta generados por palabras pateando para salir (siempre se quedan adentro).


Las pastillas para dormir siempre ganan sobre los recuerdos que no quiero recordar.

lunes, 20 de enero de 2014

20/01/2014

Anoche fui a dormir a lo de una amiga, con un gran esfuerzo realmente, porque la modorra me mantenía atada a la cama. Como de costumbre fue una noche llena de risas ya que en el momento de estar juntas nos potenciamos en idiotez. Nos pusimos a mirar una peli aprovechando la tranquilidad del patio, dos de tres cayeron rendidas ante el cansancio, menos quien? Antú, buena amiga del insomnio. Morfeo decidió visitarme a las 6am, ya amaneciendo.
A las nueve le suena el celular a una de las chicas, tengo vagos recuerdos de ese momento, fue algo de: "dijo tu papá que te está viniendo a buscar porque tienen que viajar urgente". Tratando de hacer memoria se me vino a la mente la frase de mi papá haciendo referencia a un viaje a Rosario, me alegré, no íbamos a ir hasta la semana que viene. Prendo el celular, esquivo las 17 llamadas perdidas de mamá y papá, los 12 mensajes de texto, y llamo al señor en cuestión.
-si?
-papi, que pasó?
-falleció el tío Antonio
-*no reaccioné* quien?
-tu tío, el tío Antonio
-*escarbando en la cabeza, caí* ah... bueno, chau
fin de la conversación
Cuatro palabras bastaron para sacarme completamente de mi eje, mi mundo se sacudió.
Antonio, mi tío, el marido de la hermana de mi mamá, padre de cuatro, simpático como él solo, dueño de una risa única e iluminadora, y de millones de virtudes más... fallecido.
No reaccioné.
Llegó mi papá, un vez más repetí la pregunta "papi, que pasó?". "Antonella y la tía están bien, Juan Cruz en terapia intensiva, y Tomás grave, lo estaban llevando al hospital de Olavarría"
No reaccioné.
Pensé "voy a llegar directo al hospital, saludarlo a Tomasito y decirle que todo va a estar bien"
Llegué a casa, mamá lloraba, abrazo fuerte. Ordenando la ropa del bolso se me bajó la presión, caramelo a la boca y un trapo frío en la cabeza. Suena el teléfono, atiende mamá: -Estela, si... si... bueno decime... *cinco interminables minutos de silencio* AY ESTELA!!! *corta y revienta el celular contra la pared* mi mamá con todo su poder de reacción había escuchado dos de las palabras más horribles de la vida... "falleció Tomasito".
Mientras mi mamá se desarmaba llorando yo recopilaba imágenes de mi primo, a quien aprendí a adorar en sus últimos 16 años. Tomás, Tomi, Tomasito, mi negro favorito, simpático como el padre, con la facha del hermano mayor y la sonrisa de la hermana, un divino, con la capacidad de hacer reír a cada instante... fallecido.
Reaccioné.
"Tomás?" pensaba... "Tomás!!" mientras me daba la cabeza contra la puerta tratando de despertar, no lo creía, sigo sin creerlo, la desesperación de imaginarme un mundo con un Tomás menos, con un Antonio menos, personas que realmente hacían del mundo un lugar menos horrible, personas necesarias en la vida de todos. Ya no estaban... y ahora? "y ahora la vida sigue" pensé, que frase tan desgarradoramente cierta. Desde mi cumpleaños, el 13/01 había estado necesitando a mis primos, solo para escucharles la voz, reír, y por un rato dejar de extrañarlos.
Seis horas de viaje hasta Olavarría, de las cuales cinco me pasé pensando en ir a abrazarlo a Tomás, pero, a donde? El ya no estaba, ya no podía sentir mis abrazos, ni tratarme de mentirosa al primer "te quiero". Ya no.
Recordé situaciones similares... Iván, mi abuelo, mi tía. Recordé amigos soportando el mismo dolor que yo. Recordé la risa de Tomás y Antonio. Recordé felicidad, porque eso eran ellos, felicidad.
Y así es como los vamos a recordar, y como se recuerdan a todas las personas que pasan por nuestra vida, siempre dejan algo en nosotros y siempre se llevan algo nuestro cuando se van.
Hoy hay cientos de personas llorando por mi tio y mi primo, y así es como se mide la vida de las personas, lamentablemente. En cuánto lloran sus amigos y familiares por ellos.

Otra vez recuerdo "la vida sigue" y así es, y los días pasan, y el dolor se desvanece. hoy en mi pecho siento el recuerdo de tu calor. 

domingo, 24 de marzo de 2013

Abuelo.

El papá de mi papá falleció el pasado 9 de marzo. Siempre me consideré más confidente con mis primas del lado materno, ya que del lado de mi papá soy la única mujer de 9 nietos, pero como es de esperarse, por haber crecido en una casa llena de varones, me siento más cómoda con ellos que con mis primas.

En fin, mi abuelo Agustín se enfermó ya en Diciembre de 2012. Yo no lo veía desde que había cumplido 15 años el 13 de enero de 2011. Mis sobrinos, mi hermano, su novia y mi papá viajaron para visitarlo en su cumpleaños número 80 el 12 de febrero de 2013. Yo me quedé con mi mamá en mi casa porque tenía que estudiar, tenía siete materias para rendir en dos semanas y quería pasar de grado a toda costa, pero también quería ver a mi abuelo. Hice el capricho que hago desde que tengo memoria pero finalmente mi mamá tenía razón, íbamos a poder ir y visitar a mi abuelo cuando estuviéramos todos más cómodos después de terminar de rendir, mis hermanos, mis primos y yo.
El jueves 28 de febrero mis papás se fueron de emergencia a Tandil porque habían ingresado a mi abuelo a la sala de terapia intensiva. Yo me quedé sola con mi hermano mayor y terminé de estudiar para pasar de grado a la semana siguiente. Feliz por estar en cuarto año de secundario después de seis años... viajamos a Tandil con mis dos hermanos para llegar el viernes a la madrugada y enterarnos de que mi abuelo había tenido un infarto. No supe que se había recuperado de éste hasta la tarde siguiente cuando escuché a mi mamá hablar por teléfono. Yo había dormido en la cama de mi abuelo pensando en lo fría que estaba, en lo solitario y silencioso que se sentía su casa sin su voz... mi abuelo era una persona extremadamente animada, siempre estaba moviéndose y riéndose por cualquier cosa.
Bueno, fuimos todos al hospital a visitar a mi abuelo el 8 de marzo, el día de la mujer. Mi tía nos saludó a todas, también saludamos a otras personas que estaban en la sala de espera con nosotros. En un momento mi mamá nos llamó a mi y a mi hermano del medio para preguntarnos si queríamos entrar y saludar a nuestro abuelo, y pronunció con la voz quebrada la siguiente frase: "si entran ahora van a tocar una mano caliente, si entran después la van a tocar fría, esa es la única diferencia, el abuelo no está ahí, el abuelo ya no está". Yo me asomé hasta la puerta y vi que estaba conectado a un montón de tubos y cosas blancas, blancas como el piso brillante de la sala de terapia, blancas como su pelo y su sonrisa brillante  Cosas blancas como la camisa que se puso cuando cumplí quince. Cosas blancas como la remera que usaba para dormir, y con la que desayunaba religiosamente todas las mañanas. 

Tuve miedo. Mis ojos se cristalizaron al verlo, no directamente, sino por el reflejo de la ventana. No quise entrar. Me negué. Mi paz comenzó a disiparse cuando mi mamá quiso convencerme de entrar con la promesa de que ella entraría conmigo. No quise entrar. No entré. Mis hermanos tampoco.
Yo tenía la idea de que no había peor dolor en el mundo que ver llorar a mi mamá, hasta que vi llorar a mi abuela. Ella entró, y salió llorando quince minutos después. Me destrozó el corazón completamente, pero no lloré. Ese día escuché que muchas personas preguntaban por mi abuelo, por cómo estaba, y todas las respuestas que escuché se referían a un insoportable "sigue igual". Todo siguió así hasta el día siguiente, en el que me levanté a las once en punto, exactamente. Estaba mirando televisión cuando sentí que sonaba el timbre, cuando abrí la puerta me saludó una señora con una sonrisa amigable pero a la vez débil, como era de esperarse preguntando por mi abuelo, pronuncié una vez más el "sigue igual" para después ser corregida por mi hermano, que no me había dado cuenta que estaba detrás nuestro, que dijo "no, murió"... yo no reaccioné, me di vuelta y le asentí con la cabeza a la señora que me dio un breve e incomodo abrazo, para luego repetir la acción con mi hermano, y se fue. Volví a mirar televisión, le avisé a mis amigas vía what'sapp. Esa tarde fuimos al velorio, entré hasta la puerta, vi la cara de mi abuelo y salí, no lo toqué, no me acerqué a más de cuatro metros, no quise, no pude. Llegó mi prima de Azul que me sirvió de buena compañía, la mejor de hecho, estuve toda esa tarde con ella hasta ya oscurecido el día. Se fue. Volvimos a casa a cenar, mis tíos, mis primos, mis hermanos, mis papás y yo. Cenamos. El silencio era insoportable. Me acosté temprano, no quería estar consciente de lo que pasaba, pero soñé con él. Soñé recuerdos. Soñé con el momento en el que llegó a mi cumpleaños y nos sacaron una foto, a la cual acto siguiente me abrazó y me dijo: "no digas nada, pero sos mi nieta favorita" mientras esbozaba una sonrisa. Le contesté que se hacía mucho el vivo ya que era la única nieta que tenía, la única mujer al menos. Y río, yo también lo hice. Esa noche me di cuenta de lo poco cercana que era a mis familiares de Tandil, pero era lo suficientemente cercana como para derramar la gran cantidad de lágrimas que estoy soltando mientras escribo ésto.

El 10 de marzo fue el día del entierro. El cementerio, puede sonar morboso, pero es un lugar hermoso, casi abajo de las sierras, donde el viento despeina con fuerza, y se respira una fría paz en el aire. A la hora de cerrar el cajón fue cuando abracé a mi primo menor, el que me seguía a mi. Leonetto. Llamado así por nuestro bisabuelo, el abuelo de nuestros padres. No recuerdo una vez que haya dado un abrazo tan sincero, por lo menos no a alguno de mis primos. En el momento de enterrar el cajón fue cuando las lágrimas se hicieron ver, aunque empezaron a brotar con más fuerza cuando mi hermano me abrazó. Nunca nos habíamos abrazado así, ni para Navidades ni cumpleaños. 
Yo soy una persona que trata de buscarle el lado positivo a las cosas. Fue difícil darme cuenta que tenía que aprovechar esos días y relacionarme con mi familia, más aún con mi abuela que había quedado sola en esa casa enorme y silenciosa... y ahora oscura.

Recuerdo a mi abuelo como una luz, y creo que no soy la única. Lo recuerdo bien, lo recuerdo satisfecha por poder hacerlo. Lo recuerdo. 
Nos recuerdo, siempre.

Are you living or just breathing?

Tengo 17 años.
Cuando estaba cerca de los 15 estuve en una etapa en la que creí ser grande.
Creí haber aprendido mil cosas, creí haberlas aprendido y superado el dolor que esas cosas traían consigo. Creí que las cosas que me habían pasado, las que tanto había "sufrido", las que tanto daño me habían provocado... creí que todas esas cosas me habían enseñado a vivir, a sobrevivir, a ver las cosas de otra forma. Creí tener una buena perspectiva de la vida. Creí transformarme en otra persona, con la vista más clara y las cabeza más despejada, con una idea más fija de lo que buscaba... hasta que cuando estaba cerca de los 16 empecé a hacerme amiga de mi mamá, a escucharla, a aprender de ella. Entendí que no todo lo que me había pasado desde los 8 años en adelante era tan grande como yo creía. Entendí que todo lo que creía, lo creía mal. Entendí que la vida es mucho más que recordar del dolor, por supuesto que es necesario hacerlo pero no constantemente. Así dejé el rencor de lado, me niego a que el rencor se convierta en un adjetivo que me defina. Entendí que las cosas que había "sufrido", no las había sufrido en realidad, me había dolido, claro, pero el sufrimiento va más allá de que tu novio te engañe, por mucho que lo ames, por tanto que des la vida por él; va más allá de las peleas que tengas con tu amiga por un chico; va más allá de la cantidad de veces que repitas de grado en la escuela y las malas notas que tengas. El sufrimiento es ver llorar a tu mamá o a tu papá, y que sea tu culpa. El sufrimiento es pensar que nunca vas a ver sonreír a esa persona otra vez. El sufrimiento es olvidar la voz de alguien que antes con un simple "hola" te hacía el día.
Sufrís cuando sentís que no podés arreglar las cosas, cuando sabés que no podés hacerlo, no cuando se te rompe el celular, cuando tu remera favorita te queda chica, cuando tus papás no te quieren comprar el par de zapatillas que querías, o el bbm no te anda. Sufrís cuando te sentís solo en el mundo, cuando buscás y buscás alguien que te entienda hasta cansarte y te auto-defraudas porque no lo lograste.

Y en realidad todo este "sufrimiento" no es nada comparado con mil cosas más que no me animo a escribir.
Tengo la idea fija de que siempre puede haber algo peor que cualquier cosa que me pase y gracias a eso me considero una persona positiva, sacando los episodios efímeros de enojo que me agarran de vez en cuando. 
Tengo 17 años, y me considero afortunada de estar en el lugar en el que estoy, por eso no me arrepiento de nada, y agradezco siempre por las cosas buenas y "malas" que me pasaron, porque me hicieron la persona que soy. No quisiera ser nadie más, soy como soy y no quiero cambiar.

Tengo 17 años y soy feliz.

martes, 26 de febrero de 2013

Luck is for mediocres.


Si, la suerte es para los mediocres. No quiero admitir que la tuve pero así fue. Más que en la suerte creo en las coincidencias. Cada día tengo un momento de reflexión, sobre mi, sobre las personas de mi entorno, sobre la vida en general, y cada día me convenzo más de las casualidades.
Si bien cada uno escribe su destino es a medida que avanza en el camino, no? Es decir, las cosas que yo haga ahora van a marcar todo lo que venga después. Y eso lo aprendí a la fuerza y de una de las peores formas. 
Sigo firme en mi postura de no arrepentirme de nada, ni siquiera de los errores, suena mal, incorrecto, pero los disfruto. No en el momento pero sí después, cuando puedo hacer un repaso de todo lo sucedido y entender qué me hizo llegar hasta ese punto, por qué me estiré hasta el límite por un capricho? Soy así de arriesgada siempre?

Es inevitable pensar "qué hice para merecer esto?", es horrible entender el karma... pero sirve. Sirve para aprender y crecer, nunca es tarde para hacer las cosas bien, ni para ofrecer una sincera disculpa, a más de uno le hace falta darse cuenta de cuál es el sentido de la vida.

Mas allá de cuál sea nuestro destino la vida es corta. Si, corta. Y cada vez que algo me tienta pienso dos veces, cosa que no hacía hace cuatro años, por ejemplo, cuando decidí rebajarme a ser la segunda de alguien. Jamás lo hagas, jamás te resignes a aceptar las sobras del amor de alguien más. Pensalo... es una "felicidad" efímera. No dura nada. Es fugaz. No sirve, no te llena, no te alcanza. ¡NO LO HAGAS! No te apures, pensá en el después, pensá en el futuro... tampoco te sobrepases, los extremos no son buenos. Si querés amor, mostrate como sos, en el mundo hay alguien que te va a amar por cómo sos, no por cómo te ves o lo que hagas. Son palabras quemadas pero nada me enseñó tanto como los dichos populares. "Lo que importa es lo de adentro". "Lo esencial es invisible a los ojos".
Ahora, recapacitá. Qué es lo que tanto te incomoda? Tenés culpas? Tenés secretos? No es saludable guardar rencor ni odiar a alguien, aunque el odio no exista. No, no existe. Así como el frío es la falta total de calor, el odio es la falta total de simpatía hacia una persona. Es una palabra exagerada pero exacta.
Mis entradas últimamente son reflejo de mi vida, y recompensa para mi blog por casi dos años de ausencia. Y si lo lees, si lo leíste hasta el final, sirve de algo sentarme todos los días y repasar mi vida y cada uno de mis errores, gracias.

lunes, 25 de febrero de 2013

Pain.



Por qué dolía tanto? No tenía que ser así. Supuestamente el amor es lo más maravilloso, no? El amor te llena, te da la paz que necesitas y la libertad que te hace falta. En algún momento deja de ser palabra, deja de ser sustantivo, pensamiento, y se convierte en verbo, en acción, o peor... en necesidad.
Aunque no había razón para sufrir. No cuando me sentía correspondida, cuando lo era. Por eso no hay lugar para el dolor, por que se está llena, y no se puede infiltrar más nada… o por lo menos no mientras no haya fisuras.
Ahora que pienso, era demasiado bueno como para ser verdad. Amar y ser amada sin problema aparente... sin lugar a dudas algo más pasaba. Y sufrí de tanto pensar qué era lo que sucedía. Y sufrí más aún al darme cuenta que no era nada.
Cómo había sufrido él? Mejor dicho, qué tanto habría sufrido? Qué le había hecho tanto daño al punto de no poder pronunciar una palabra dulce conmigo? O con cualquiera...
Lo conocía, no había persona más atenta, qué pasaba? Ni siquiera era la gran cosa, pero no había visto las señales, las indirectas que él mandaba. Fui una tonta. Si lo hubiera sabido, si me hubiera dado cuenta de que la amaba un poco antes, tal vez habrían podido disfrutar su amor sin necesidad de hacer daño a un tercero, que en éste caso era yo.
Si lo hubiera sabido no habría buscando tantas excusas para que se quede, lo hubiera dejado ir, pero cómo iba a saberlo? De tantas veces que le pregunté se me agotaron las palabras. De haberlo sabido hubiera disfrutado aún más cada beso, cada abrazo, habrían sido tantos cómo estrellas? Me consuela pensar que sí.
Nuevamente, me había quedado con nada, y ella con mi todo, con él. No sabía que hacer... estaba en ese momento de psicopatía adolescente en el que la respuesta a todo es el suicidio. Aunque realmente no debía dolerme, no tenía por qué estar sufriendo así, a tan corta edad y sin haber disfrutado lo suficiente como para tener idea de lo doloroso que era perder a un amor de esa manera.
No había una promesa detrás de cada beso? Esa no era la despedida, no había adiós definitivo para él, para nuestro amor, a pesar de que últimamente era un amor de tres... me tomó tiempo crecer y entender que no había lugar para mi en esa relación, que ahora le tocaba a otra sentir lo que había sentido yo en algún momento, pero, y él? A él no le dolía? Ya no pensaba en mi? No lo entiendo, no entiendo como un amor tan fuerte puede borrarse de esa manera. 
Tal vez nunca fue amor... seguro que sí, pero él la había amado mucho más a ella de lo que él a mi y de lo que yo a él. Y si no fuera porque llorar simplemente da más dolor, ya lo habría hecho para desahogarme, es más, lo hice. Ahora sólo me quedaba mirar al cielo. Mandar sus besos, su amor y todo el dolor que llegó atrás, al sol, como si también fuera a arderle el alma. Y finalmente un suspiro que marcó el fin de una era, de la era de mi primer y último amor, del que dejé morir.

-Espero que todavía pienses en mi como lo hago yo, como un maestro y un alma que logró llevarme a  un lugar al que todavía nadie pudo llevarme.

miércoles, 2 de enero de 2013

Better days are coming.


Voy a dejar que te vayas, voy a soltarte, voy a experimentar nuevamente la tristeza de que me abandonen con una excusa estúpida, y todo por qué? Porque ya se me terminaron las ganas de convencerme a mi misma de que necesito alguien para estar bien. Es hora de conformarme, ser feliz con lo que tengo, aprovecharlo. La familia, los amigos... tiempo de que el amor pase a segundo plano. Pensar que hace cuatro años atrás me creía "enamorada" y eso no cambió hasta hace unas semanas atrás, cuando me puse a pensar que me estaba pasando otra vez. Estando a punto de llegar a la culminación de la felicidad... ¡PUM! "no te quiero más" y todo se volvió negro... gris y negro... y la sonrisa de a poco se me fue borrando. Horrible, la verdad, espantoso, pensar que las acciones de otra persona puedan marcar tanto tu vida, puedan cambiar tu estado de ánimo en milésimas de segundo. No está bueno depender de alguien así, no me gusta, detesto ésta situación, me atrevería a decir que la odio, pero creo que el odio es algo muy grande, aunque tal vez la situación merite éste sentimiento tan grande de querer ver lejos a todos, de no querer contacto humano por miedo a que se te note en la cara que estás destruida por dentro, que no aguantas más, que lo único que se te ocurre es llorar y llorar, y llorar hasta que se te sequen los ojos, hasta quedarte sin aire, hasta que la persona que causó todo eso te abrace y te diga "todo va a estar bien, nunca voy a fallarte otra vez"  y vos sonrías... sabiendo que es una de las mentiras más crueles que puede haber. 
No sé blog, sólo quiero dormir.

viernes, 22 de junio de 2012

El odio.


Según WordReference la definición de "odio" es la siguiente...
 
Odio: Sentimiento de aversión y/o rechazo, muy intenso e incontrolable, hacia algo o alguien.
En este momento es increíble la cantidad de cosas que estoy odiando.
Odio a todas aquellas personas en las que deposité mi confianza y solamente lograron destrozarla. Odio que a veces mis actos me controlen a mi, cuando debería ser al revés. Odio todas y cada una de las mentiras que me tocó decir. Odio que mi ideal de felicidad se haya ido con la primera negra con buen cuerpo que se le cruzó. Odio que me hayan tomado el pelo tantas veces y todavía no haberme avivado ni un poquito. Odio las malas notas. Odio que el celular ande tan mal. Odio no saber ahorrar. Odio que la gente que siempre logró sacarme una sonrisa esté tan lejos. Odio que la gente que sigue logrando sacármelas, no me quiera hablar. Odio que la gente me decepcione tanto, tan fuerte, tan pronto...

Odio no poder pensar, no poder concentrarme, no poder llevar a cabo, BIEN, una sola acción, hasta la más simple. Odio estar sola en muchos aspectos. Odio tener que recurrir a un párrafo, que a nadie le importa, para poder descargarme un poquito. Odio tantas cosas...  y más odio no tener la fuerza de voluntad necesaria para poder cambiar aunque sea una sola. Odio que ninguna de éstas cosas tenga solución, odio que mi forma de ser no tenga solución. Odio odiar tantas cosas... Nosé si es peor que tenga tanto odio esparcido o que tenga tantas cosas para odiar. Tal vez, como dice mi mamá, odio todo porque soy adolescente. Tal vez, como digo siempre, mi mamá está loca.






sábado, 12 de mayo de 2012



Es una mezcla de ideas y ocurrencias. Un poco de física, un poco de lógica y algo de locura también. La forma en que la birome marca la hoja en la que escribo me hace analizar los sucesos recientes de mi vida. Si, suena bastante filosófico, y tal vez lo sea... una vez más vuelvo al concepto de la birome; la hoja en blanco espera a que palme ideas maravillosas sobre ella. Me encuentro defraudándola (como siempre, a alguien había que defraudar), reduciendo esas "ideas" a solo unos inconclusos garabatos. Cuando llego a darme cuenta la hoja, está casi completamente tachada. Puedo pasarle corrector a la gran cantidad de rayones, pero poco va a cambiar... la marca que dejó la birome en la hoja no se va a ir, la hoja no va a quedar nuevamente en blanco. Los vestigios de esos garabatos que estuvieron ahí alguna vez, ahí van a permanecer, hasta que la hoja se biodegrade, o hasta que forme parte de algún papel para forrar carpetas futuras, quizás.
He aquí mi punto: puedo escribir lo que yo quiero en mi hoja, puedo escribir con color, con fibra, lápiz, lapicera, etc... con marcadores de distintos trazos disponibles para mi. Cuando llegue el momento en el que quiera escribir algo nuevo, puedo pasar corrector sobre cada letra, pero no será lo mismo. Las hoja no será la misma, dejó de serlo en el instante en que deslicé la lapicera sobre ella. Ni la hoja, ni la lapicera son las mismas, ni tampoco yo.
En síntesis, la vida es una hoja en blanco, y hagamos lo que hagamos podemos "arreglarlo" pero finalmente las cicatrices de nuestros actos quedarán ahí para recordarnos siempre que no somos perfectos
Nuestros errores no nos definen.


viernes, 4 de mayo de 2012

Carpe Diem.

Muchas veces no sabemos valorar la vida. No nos damos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, que dentro de muchos años, de la nada, será presente y nos hacemos mayores. No aprovechamos el tiempo como deberíamos. Cada segundo que pasa es irrepetible, la vida en si misma lo es, y no hay marcha atrás. Tratar de ser perfecto es una pérdida de tiempo, intentá ser feliz disfrutando cada segundo, porque dentro de nada esto se termina y te va a tocar aprovechar lo que no viviste, vas a arrepentirte de tantas cosas... de no haber sabido valorar o aprovechar a otras personas. Volverán a nacer, a llorar, a reír, a caminar, a hablar, a hacer amigos, a hacerte feliz muchas otras personas, pero no es lo mismo. Esto no es eterno y los errores que cometas, por mucho que quieras, no vas a poder volver atrás y hacer como si nada. Jamás habrá vuelta atrás, así que jugá bien tus cartas o empezá a arrepentirte de no haberlo echo.

Welcome to Inloveland.

Vení, acostate conmigo, a mi lado. Cerremos los ojos, tranquilicémonos y  hagamos como si nada hubiese pasado. Pensemos... pensá en algo que te haga feliz, en algo que te relaje, escuchá el silencio a nuestro al rededor. Ahora pensá en él... ¿viste como se te acelera el corazón a la simple mención de su nombre? lo nerviosa que te ponés, la sonrisita que no lográs contener, lo llorosos que se te ponen los ojos, ¿sentís todo eso? ¿ves como te ponés solamente pensando en él? Bueno, bienvenida al mundo de los enamorados.

domingo, 22 de abril de 2012

Yes, you could hold my hand if you want to.

Ahogándome con mis propias palabras, la falta de voz no ayuda. Tantas son las cosas que le quiero decir y tan poca idea tengo de cómo hacerlo. Esta sensación agotadora de una culpa sin sentido que me tira cada vez más abajo, no se va, no logro sacarla de mi.
En estos 16 años conocí solamente una persona que lograba ponerme bien sólo con hablarme, ni siquiera consolarme. Uno de sus "hola", arreglaba todos mis problemas por un momento, y a veces, a largo plazo también. Hoy esa persona no está conmigo,. ni con nadie, no sé donde está, y tampoco quiero saberlo. Si bien arreglaba muchos de mis problemas también era parte u origen de ellos, eso es lo que nos alejó, y nos mantiene alejados. El mal humor me gana, las ganas de dormir 72 horas seguidas se van agigantando con el paso de los minutos y la cantidad de preguntas idiotas que hace la gente. No le voy a hacer caso a cualquier comentario estúpido que ronde las redes sociales. Las cosas se dicen en la cara, y son como son, no hay vuelta que darle.

viernes, 6 de abril de 2012

Y afuera que caiga el sol

Todavía no viví lo suficiente como para asegurar esto que digo, pero creo que mi personalidad observadora y reflexiva me ha permitido comprender algunas cosas que estoy tratando de aplicar. Con sólo unos 16 años en este mundo, tengo la costumbre de marearme buscándole el sentido a todo. Lo positivo es que a mi corta edad ya tengo la certeza de que nunca le encontraré el sentido a tanto. Sin embargo, estoy convencida de algo que muchos repiten a diario: vinimos al mundo para ser felices. En lo personal, nunca he conocido a alguien que haya sido feliz sin hacer feliz a otro, a una pareja, a un amigo, a un familiar, a una mascota, o a una planta. Ser feliz está íntimamente relacionado con "hacer feliz". Quizás muchos no estén de acuerdo con mi teoría y eso lo respeto completamente; podrán decir que para ser felices no es necesario la existencia de un otro. Quizás estemos hablando de distintos tipos de felicidad, pero al menos yo, nunca conocí a alguien que haya sido feliz sin hacer feliz a otro.

miércoles, 4 de abril de 2012

Family portrait

Estoy siendo testigo de la desintegración de una familia a la que llegué tarde. No es la primera vez que me pongo a razonar, y así, llego a darme cuenta del accidente que fui y soy. No soy una chica de dieces, no tengo un comportamiento ejemplar, no siempre contesto como se debe, no hago todo lo que tengo que hacer, no, no, no, no. Pero trato, trato y trato y trato, tanto en mi casa como en el exterior; doy lo mejor de mi, doy todo lo que puedo dar, y sé que no alcanza, y trato de rodearme de gente que se conforme con lo que puedo dar, y cada vez es menos esa gente que me brinda su verdadero apoyo incondicional. Lo peor es que ya están siendo demasiados los días en que mi familia no está cuando de verdad necesito ayuda. No somos muy unidos, no nos contamos todo; entre todos nos respondemos un simple y seco "nada" cuando nos preguntamos ¿que te pasa? o ¿que contas? que se yo, boludeces. De a momentos es como si estuviera en una casa llena de desconocidos cuya única forma de comunicarse es gritando. Cosas así frustran, mucho. Y por más que la gente me diga tenés mil razones para sonreír, no estés mal, sabés que conmigo vas a contar siempre... se los agradezco de corazón, pero sinceramente eso no me sirve, sé que gente del exterior no puede hacer mucho para ayudarme, pero así no. Y todo esto que escribo es obra de mi estado de ánimo, y del de las personas que me pusieron así.
En fin, ojalá se me pase rápido, no me gusta estar así, todo es una mierda.
Chau :(

martes, 3 de abril de 2012

Creo que me falla.

Tal vez sea sólo la edad, estoy empezando a sospechar que éste es el momento en el que estoy triste de verdad. Hubo veces en las que lloré sin consuelo, pero llegué a la conclusión de que en esos momentos estaba a casi dos días de la llegada de Andrés; esa fue siempre mi excusa. Ahora, esa excusa ya la usé, por eso estoy realmente considerando que por él siento un cariño especial, no es sólo un capricho.

Tal vez sea la mezcla de canciones sentimentales, la armónica voz de Alex Groot a volumen 20, el encierro, la pieza iluminada por la miserable luz del monitor de la computadora, y la suavidad del acolchado de plumas en el que estoy relajando el cuerpo. O tal vez sea simplemente la ausencia de eso que necesito, un par de palabras alentadoras de su parte. Es como si la única persona que me puede consolar es la misma por la que estoy llorando. Y puede haber una gran cantidad de personas que logren sacarme una sonrisa momentánea, pero finalmente las verdaderas son obra suya. Ya las palabras están de más, las lágrimas hablan mejor, no me entiendo yo, no lo entiendo a él, ni a nadie. Las épocas en las que sonreír era como una obligación y no me costaba nada cumplir mi deber, se fueron. Cuando pega el bajón, pega, y pega fuerte y duro. No soy de las que lloran por cualquier cosa, lo hago sólo cuando me es necesario descargarme y no encuentro las palabras, creo que es más bronca que otra cosa. Creeeeeeo, creo, creo, creo, creo tantas cosas que ya nose que creer.

Creo que es hora de bañarme, relajarme y dormir. Hola Lucía (:
Puedes no ser su primero, su ultimo o su único. Ella amo antes y puede amar de nuevo. Pero si ella te ama ahora, ¿qué otra cosa importa? Ella no es perfecta, tú tampoco lo eres, y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si ella puede hacerte reír, al menos una vez, si te hace pensar dos veces, si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no va a recitarte poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de ella que sabe que podrías romper, su corazón... No la lastimes, no la cambies, y no esperes de ella más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar y extráñala cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen las chicas perfectas, pero siempre habrá una chica que es perfecta para ti.
Bob Marley

lunes, 2 de abril de 2012

I tried, I sure I did.

Lo intenté.
Lo intenté y fallé.
Hice sufrir a otras personas.
Me hicieron llorar más de una vez, y viceversa.
Perdí la cuenta de la cantidad de noches que me sentí defraudada.
Me entregué completamente, y completamente vacía quedé.
Es un círculo, nada cambia y yo me entierro cada día más. Es hora de dar vuelta la página, de cerrar esta etapa, de decir ya pasó, y calmar la tormenta que sola no va a acabar.
¿Cuántas personas más se van a reír de mi? Voy a cerrar ese círculo.
Sin querer me acostumbré a que me abandonen, y a abandonar, a que me lastimen hasta verme sangrar, y a acuchillar, accidentalmente, por la espalda.
Pero hoy cambio la historia.
Hoy, el final, lo elijo yo.
Ya te dije idiota: o empujas o te aplastan.

miércoles, 28 de marzo de 2012

I don't wanna miss a thing

Todo lo que puedo decir es que te quiero, y no quiero perderte. Ya sé que no te he dado lo que esperabas de mi, ya sé que no he sido demasiado sutil, y que no he estado mucho tiempo junto a ti, pero lo único que ahora puedo decir es que te quiero.

domingo, 25 de marzo de 2012

Some things.

No soy lo que buscas, no soy alta, ni me preocupa mi cuerpo, no me dan miedo las calorías y por eso me ves comiendo cada dos horas. Si paseamos, seguramente me den ganas de tomarme un helado; me gustan las cosas dulces, porque también lo soy yo, tanto que, tal vez, decidas comerme a mi. Si juego sola, pierdo en el pool, pero soy un as jugando a las cartas. Es cierto que a veces miento, pero mis mentiras son tan creíbles que ni te das cuenta. Lloro demasiado, pero soy tan divertida a veces que te va a doler cada centímetro del cuerpo de tanto reírte. Sonrío casi siempre, la verdad, pero tengo una risa tan vital que cuando la escuches no vas a querer que pare. Nunca me han enseñado a sonreír, ni a atarme los cordones de las zapatillas. Los hoyitos de los cachetes cuando me río, no existen, salí fallada, toda mi familia los tiene, yo, en cambio, tengo rosácea, que le da un color rosado a mis mejillas.
Hablo demasiado y me enfado rápido, aunque se me pasa enseguida. Lo que puedo prometerte es que conmigo no te vas a aburrir, las ganas de salir corriendo de lo pesada que me pongo a veces, te van a llegar rápido. Soy impredecible, vivirás sin saber lo que te espera conmigo. También te vas a dar cuenta, con el tiempo, de que soy algo caprichosa y un poco testaruda también, ¿para qué negarlo? De a momentos me pega la vergüenza, canto en la ducha y me gustaría gritar tu nombre cada vez que salgo a la calle, y poder decir que te tengo sólo para mi, pero no... La música es mi amigo fiel.
Si me deprimo, no será por una razón en especial, sino una suma de factores que logró sacarme las ganas de sonreír. Me canso rápido de las cosas, si no me cansé rápido de vos, es un logro, sentite orgulloso. Aburrida, siempre, sin saber qué hacer, nunca. Ahora que por fin llegué a un punto en el que dije la mayoría de las cosas que tengo que decir, me despido.
Antú.

domingo, 4 de marzo de 2012

Sometimes in life...

En algún punto hay que tomar una decisión. Los límites no dejan afuera a otras personas; te encierran. La vida es un desastre, así debe ser. Así que podés desperdiciar tu vida dibujando líneas, que te encierren o podés vivir tu vida cruzándolas. Pero hay algunas líneas que son demasiado peligrosas de cruzar, esto es lo que sé, si estás dispuesto a correr el riesgo, seguramente vas a darte cuenta que la vista desde el otro lado, es espectacular.

jueves, 16 de febrero de 2012

Blue princes.

Qué linda sensación, no? Las famosas mariposas habían echo nido en su estómago. Hacía tiempo que no veía tan feliz a una de mis amigas, estaba radiante, con más ganas de vivir que nunca. Y así estuvo hasta que sufrió una inmensa decepción. "Fijate si entendés... me dijo, porque yo no". Creo que hasta yo me sentía desamparada. No era difícil de deducir, se había enamorado de uno de esos principitos, uno encantador, tierno, amoroso y sincero, que de a poco se fue transformando en un sapo, diuj. "Y mira... le dije, es un boludo más", sólo eso llegué a expresar, resumiendo uno de los tanto pensamientos que retumban diariamente en mi cabeza, esas son las consecuencias de correr el riesgo de intentar de ser feliz a expensas de otra persona. Por el hecho de que fuera una situación ordinaria, no significaba que no fuera profundamente doloroso; la entendía, a mi también me había pasado, por fin alguien estaba en mi lugar. Por fin, después de tanto, había encontrado a alguien a quien se le cruzasen los mismos pensamientos que a mi, hacía ya mucho tiempo atrás. "Me duele pensar que está pasando esto, necesito que esta sensación horrible desaparezca, quiero que se aleje de mi", esas palabras le saqué de la boca, las leí en la angustia que traspasaba su mirada. Buscando tranquilizarla, me contesté a mi misma: "las mariposas de tu estómago se convirtieron en murciélagos, e?", me miró sorprendida, había adivinado otra vez. Sonrió sin ganas y con cara de desprecio dijo "exactamente eso son, murciélagos". Yo podía sentir lo que ella sentía, los escuchaba revolotear ahí dentro de ella. "No puedo dormir, no puedo comer, no puedo vivir", me confesó un par de días después, lo que me llevó a quedarme pensando... entonces entendí, que a veces se necesita tocar fondo, morir un poquito para aprender a vivir. Es un proceso que tortura pero que en algún momento hay que vivirlos. "Cuándo voy a dejar de sentirme así?", con lágrimas en los ojos me preguntó. "Calmate... son murciélagos, se van a ir cuando salga el sol". Si claro, cuando salga el sol. Largas son las noches para quien no tiene amor en su corazón, dicen, pero ella si lo tenía... estaba desgastado, agrietado y lastimado pero el amor de ese sapo mal-agradecido seguía ahí, devorándole la felicidad, era como un parásito. Y así pasó el tiempo, y los como estás? fueron sobrando en las conversaciones, hasta que llegó un día en que me enorgulleció estar presente para grabar ese momento en mi memoria, ella dijo creo que por fin lo olvidé. Wow, fue algo impactante, ella había sido más que paciente, dejó que la herida cicatrizara, que el recuerdo deje de hacerle daño. Ahí fue cuando le expliqué lo que significaba la frase no llores porque terminó, sonríe porque sucedió, y ella me entendió, eso fue lo mejor, que por fin podía descargarme con alguien que me conteste con palabras que yo entienda, que yo sienta. En fin, eso fue ya hace tiempo, y hoy quería contárselos, adiós y gracias.
Antú

So tired of being here.

A veces me canso de que todos exijan un algo de mi. Están quienes exigen que los comprenda, que me ponga en su lugar, que justifique sus comportamientos. Están los que pretenden que solucione sus problemas, los que me piden favores todo el tiempo, los que solicitan mi hombro. También hay quien exige que lo/a escuche a cada instante, otros que pretenden que los escuche sin opinar y otros que aplauda cada uno de sus pasos. Están los que me necesitan de verdad y los que me necesitan porque es más cómodo así. Están los que creen que me falta de todo, y los que creen que no me falta nada. Están los que piensan que por tener 16 años, no me importa nada (por no echar al frente a mis viejos). Están los que exigen que les de lo que tengo, e incluso lo que no tengo. En su mayoría, ellos están convencidos que mi misión en la vida es simplemente estar para cuando quieranAhora, a todos ellos/ustedes les quiero comunicar, quiero comentarles, quiero que sepan que siempre estuve porque los llevo adentro mío, pero también quiero recordarles que, al igual que ustedes, yo tengo una vida. Por lo tanto, yo también sufro, siento, lloro, toco fondo y todo lo demás. Yo también necesito que me escuchen, que me contengan y me valoren.

No es mi obligación, ni mi deber ESTAR SIEMPRE, simplemente estuve porque quise. Hoy estoy cansada, muy cansada, y hasta decepcionada tal vez. Después de tanto, tanto, tanto yo exijo de ustedes que me devuelvan un poquito de todo lo que soy y de todo lo que les doy y les brindo día a día. Ojalá comprendan... que no les quepa duda que voy a seguir estando, simplemente pasa que hoy estoy saturada, y necesito pensar en mí para volver a tomar fuerzas y poder estar para ustedes.
Antú.

jueves, 9 de febrero de 2012

Guns.

Pero los amantes siempre vienen, y los amantes siempre se van... y nadie está realmente seguro de a quien está dejando ir hoy, alejándose.

lunes, 6 de febrero de 2012

No dejes que muera el sol antes que tus rencores.
Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.

Mahatma Gandhi.
Las personas fueron creadas para ser amadas.  Las cosas fueron creadas para ser usadas. La razón por la que el mundo está en caos,  es porque las cosas están siendo amadas  y las personas están siendo usadas. 

sábado, 28 de enero de 2012

te cabe el chori

Caminando por la calle, la gente te mira y te mira, y no entendés por qué... pero no pasa nada, seguís caminando, muy feliz de la vida, pensando: da, me miran porque soy cool. Todos hablan de la envidia como si su vida fuera perfecta. ¿Nunca pensaste que te tienen lástima? ¿Nunca te sentaste, y te pusiste a razonar, y te diste cuenta que hay gente que se entera de las cosas que haces? Porque hay cosas que por más que vos no digas nada, ni nadie lo haga, son cosas que a la larga se saben, pero en fin, a vos "te chupa un huevo" lo que los de afuera piensen, porque la gente que te conoce de verdad no habla de vos... ¿no habla de vos? a cualquiera estando enojado se le escapó un: me da bronca cuando hace..., o un: na! ¿posta te dijo eso? a mi la otra vez me dijo..., y no me excluyo, la rabia puede más que la lealtad a la moral de uno mismo, y eso es lo que creo yo. Cualquiera es capaz de decir cualquier cosa en un momento de furia, o de angustia... No tomes decisiones estando enojado, ni hagas promesas estando feliz. Cosas que aprendí a la fuerza, tales como las recién nombradas, me ganaron la de llorar varias veces, y no dudo que a vos te haya pasado lo mismo. Creo que esto se está volviendo confuso, así que me retiraré sin hacerte más enriedos en la cabeza, adiós, y gracias por leer (: 

Antú.

lunes, 23 de enero de 2012

Sirena o ballena?

Hace algún tiempo a la entrada de un gimnasio había un cartel con la foto de una chica delgada,
escrito decía "este verano, ¿quieres ser sirena o ballena?"
Se cuenta que una mujer, de la que no conocemos su aspecto físico, respondió a esta pregunta de la siguiente manera:
Estimados señores, las ballenas están siempre rodeadas de amigos (delfines, focas, humanos curiosos), tienen una vida sexual muy activa y crían a sus pequeños con mucho cariño. Se divierten como locas con los delfines y comen gambas hasta empacharse. Nadan todo el día y viajan hasta lugares fantásticos como la Patagonia, el mar de Barens o las barreras coralinas de Polinesia. Cantan estupendamente y algunas veces hasta graban cds. Son animales impresionantes y muy queridos, a los que se defiende y admira en todo el mundo. Las sirenas no existen. Pero si existieran harían cola en la consulta del psicólogo debido a un problema de desdoblamiento de la personalidad, mujer o pescado? No tendrían vida sexual y no podrían tener hijos. Serian graciosas, es cierto, pero solitarias y tristes. Y además, quien querría a su lado una chica que huele a pescado? Sin lugar a dudas, yo prefiero ser una ballena.
En una época en la que los medios de comunicación nos meten en la cabeza que solo las delgadas con bellas, yo prefiero comerme un helado con mis hijos, cenar con mi marido, comer y beber y divertirme con mis amigas.

viernes, 20 de enero de 2012

Algo como vos significa en mi vida mucho más de lo que crees.

Eres la razón que me impulsa a seguir, y esta la única vida que podemos compartir. El destino es quien baraja las cartas, pero nosotros somos quienes jugamos, tendré siempre presente que los recuerdos duran mucho más que la vida misma. Cada vez que te veo, ese sentimiento de que antes que nada, vendrá el silencio nunca falta; estás presente en cada pensamiento, pronuncio tu nombre con gran dificultad frente a conocidos; sólo el tiempo dirá, si mañana sentimos/pensamos lo mismo que ayer. Pero a pesar de todo, no olvidaré que juntos valemos más que lo que dirán los demás. Dejaría atrás toda mi vida, para empezar otra con vos, desde cero, una página en blanco, agradecerte por ser como sos, por contar esas cosas que no deberían contarse. No voy a ser la que fui por vos alguna vez, porque aprendí a sentir, y a pasarlo bien sin escucharte reír, pero podés contar con que estaré siempre ahí, me levanté cada vez que tropecé y caí una vez más, pero nunca me viste derrotada, y tampoco me verás, tuve que aprender a ser nosotros por mi misma, las ganas de cambiar de realidad nunca faltaron, si bien vagué errante por tu piel tuve que aprender a establecerme en algún lugar, sea contigo o sin ti.


Ayer a nuestros labios les sobraban las palabras, pero igualmente les faltaba calor.
¿Que no sos la clase de persona que alguien desearía encontrarse? Bueno, perdoná que te diga, pero yo quiero encontrarme una y mil veces con vos.
Y todas las promesas que me hiciste, ¿dónde están? 

Look at the stars, look how they shine for you!

Mi vida era como una noche sin luna antes de encontrarte, muy oscura, pero al menos había estrellas... puntos de luz, de llegada y partida. Y entonces, ahí llegaste. Te vi cruzar el cielo tan rápido, que poco tiempo después no me fue fácil reconocerte.
De pronto, se encendió todo, todo estuvo lleno de esa luz tan esperanzadora que emana tu mirada.
Y cuando te fuiste... cuando esa estrella fugaz que alguna vez cruzó mi cielo desapareció por el horizonte, todo se volvió negro. No había cambiado nada, todo seguía igual, pero mis ojos se habían acostumbrado a tu luz, y quedé ciega. Ya no pude ver las estrellas, ya nada tuvo sentido.

Quizás ya no sirve de nada.

Y dicen que al mal tiempo buena cara. Que después de la tormenta siempre llega la calma. Pero que al fin y al cabo las cosas nunca cambian. Que todo lo que sube baja, pero que agua que pasa no mueve molinos.También dicen que todo el mundo merece una segunda oportunidad, pero que segundas partes nunca fueron buenas. Que quien tiene boca se equivoca y que rectificar es de sabios.Que querer es poder y hace más quien quiere que quien puede, pero que quien todo lo quiere todo lo pierde, además que de donde no hay no se puede sacar. Que más vale pájaro en mano que cientos volando y malo conocido que bueno por conocer, que pájaro que vuela va a la cazuela. Que quien no arriesga no gana, que quien la sigue la consigue, que por la noche leones y por la mañana cagones y ya que estamos dicho sea de paso que por la noche todos los gatos son pardos. Que no por mucho madrugar amanece más temprano, pero que a quien madruga Dios le ayuda. Que si te pica te rascas, que todo lo que escuece, cura y que muerto el perro se acaba la rabia. Que no hay mas ciego que el que no quiere ver, que a palabras necias oidos sordos pero que a buen entendedor pocas palabras bastan. Que la mejor defensa es un buen ataque, pero que el culpable es el primero en tirar la piedra; que ya es conocido por todos eso de que se tira la piedra y se esconde la mano y es que quien calla otorga. Que das la mano y te cogen el brazo, que la confianza da asco. Y que quien no corre vuela, que ya se sabe que las apariencias engañan y que por supuesto que no es oro todo lo que reluce. Y mira, ¿qué queres que te diga? si quien avisa no es traidor, que si te he visto no me acuerdo, y que a rey muerto, rey puesto. Que más vale solo que mal acompañado

martes, 17 de enero de 2012

4.57 am.

Acá con las primas y el hno del medio. ¿Haciendo? nada. ¿Qué hace Antú en vez de dormir? Escucha yo tengo tu love jejeje, mentira, no lo tengo. Tengo algo, algo que no llega a ser ni la idea de lo que quiero tener. Eso si que es una mierda. Yo tengo tu loooooove, yeaaaah! Bueno, ya son las 5.00 am. en media hora amanece y yo sigo acá. con alto nudo en la espalda y en la garganta. Las ganas de gritar y comer chocolate con almendras se combinan, haciéndome sentir que mi vida es una garcha, a veces lo es, a veces no. Como ese momento en que estuvimos abrazados un ratito, sin decir nada, mientras amanecía. Ese momento se fue al carajo loco, ¿qué onda? ¿QUÉ ONDA VIDA? ¡¿QUÉ ONDA?! Terminó yo tengo tu love, vamos por no air, ai pero que ganas de torturar que me agarran, no por la canción, ni por mi entorno, sino por simple echo de que cada fucking cosa que haga tiene un efecto colateral en mi vida, y en la de los demás. Hoy como chocolate, mañana me miro al espejo y quiero hacer ejercicio, pero me agarra paja, entonces, ¿qué hago? nada, n a d a . Así que bueno, es eso, soy alta idiota... y lo acabo de entender.

lunes, 16 de enero de 2012

Yo elegí.

Yo elegí quererte y todas las consecuencias que eso llevaba, elegí que tu fueses la persona que llenase mis días de sonrisas, elegí que me comieras a besos, elegí también tu voz al otro lado del teléfono. Elegí llorar por ti de vez en cuando, elegí creerme tus verdades y a medias tus mentiras, elegí que no quería otros abrazos, que no quería otras manos agarradas a las mías, elegí que tú fueras mi locura, elegí llenar el silencio de la noche de nuestra risa. Elegí las idas y venidas, las despedidas, elegí la impotencia, elegí el miedo a fallar y los impulsos, elegí las miradas, elegí temblar, elegí hacerme adicta a sus palabras, al corte de tu voz. ELEGÍ DEJAR INTACTO CADA MOMENTO, Y DEJAR HUELLA DE LO QUE ALGUN DIA FUÉ ; elegí no callarme nada, ELEGÍ DARTE TODO, elegí hablar de nosotros cuando hablaba de ti, elegí ser fuerte y luchar por un solo motivo, ELEGÍ DARTE TODAS LAS OPORTUNIDADES, elegí quedarme con tus manías y tus defectos , elegí no ponernos límite. Elegí el sabor agridulce de las discusiones que acababan en abrazo, elegí derrumbarme cuando ya no aguantaba más, elegí encontrarte en lugares donde nunca estarías, ELEGÍ SEGUIR QERIENDOTE AUN CUANDO YA NO ESTABAS.

sábado, 7 de enero de 2012

We lost it all.

Ya todo está perdido. Perdón, pero no puedo ser perfecta. Ahora, simplemente es tarde, ya no podemos volver atrás. Trato de no pensar en el dolor que me quema adentro. Eras como un ídolo para mi, sabías?  Todo lo que pasamos juntos, ahora parece tan lejano... siento que ya no te importa nada de eso, ni siquiera yo. Y como terca que siempre fui, trato de hacer el mejor de los esfuerzos para hacerte sentir a gusto conmigo, para que así, no trates de buscar felicidad en otro lado, quiero que yo te alcance, que no necesites más, pero nunca voy a ser lo suficiente para vos, y me acabo de dar cuenta. Ya no puedo ni sostenerme en pie, no aguanto una pelea más, nada está bien, porque ya todo está perdido, nada dura para siempre. Y de nuevo, perdón, pero no puedo ser perfecta. Y mil disculpas no son suficientes para borrar las cosas que me dijiste, ni alcanzan para retroceder el tiempo, y hacer las cosas bien, o al menos intentarlo una vez más. Es increíble lo difícil que se tornó todo, el solo echo de hablarte, porque no entendés, nadie lo hace. Estas cosas cansan. Cansa solamente pensar, tratar de inventar algo, para recuperarte, y que vuelvas a ser mío, volver a ser lo que solíamos ser. Tantas veces escribí cosas así, pero ésta es la última, ya no voy a corresponderte, ahora si que todo está perdido.

martes, 3 de enero de 2012

Un error es algo humano,
no justifico la traición;
los amantes verdaderos
se comprenden, se aman
y se olvidan del rencor.

Fuck what people say.

Hace muchos años, Benjamín Franklin compartió con el mundo el secreto de su éxito: nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Este es el hombre que descubrió la electricidad, deberíamos hacerle más caso. ¿Por qué dejamos las cosas para más tarde? Osea si tuviera que adivinarlo, diría que tiene mucho que ver con el miedo. Miedo al fracaso, miedo al dolor, miedo al rechazo, muchas veces el miedo es simplemente miedo a tomar una decisión, porque ¿y si te equivocas? ¿Y si te sale un error de esos irreversibles? El pájaro madrugador es el que coge la lombriz, se dice. El que duda está perdido, no podemos pretender que nadie nos avisó, todos leímos los proverbios, escuchamos a los filósofos, a nuestros abuelos avisándonos del tiempo perdido, a miles de poetas obligándonos a vivir el momento. Pero, en ocasiones, tenemos que verlo por nuestra cuenta, tenemos que cometer nuestros propios errores, tenemos que aprender nuestras propias lecciones. Tenemos que enterrar nuestra posibilidad de hoy en la tierra de mañana, hasta que ya no podamos más, hasta que finalmente entendamos lo que quería decir Benjamín Franklin cuando dijo aquella frase que hoy resuena en todos lados. Ese saber es mejor que cualquier imaginar, ese despertar es mejor que dormir, y eso, aunque sea tu mayor error, lo peor que has podido hacer, es muchísimo mejor que no haberlo intentado nunca.

La vida es una chotada.

Amar es una palabra de cuatro letras, un verbo mejor dicho. Cuando le decís a alguien "te amo" en realidad le estás diciendo "te estoy dejando hacerme mierda el corazón y el alma. Rompelos en pedacitos, hacelos un bollito, quemalo, usalo para jugar a la vela con un árbol, y si tenés ganas hacete una hamburguesa y disfrutala, saboreala". Amar es desear con miedo, es difícil convivir e imposible vivir sin el amor, que tiene enlazada a la intimidad, que también viene ligada a 3 importantes cosas de tu vida: familiares, pareja y compañeros de habitación en edad de facultad (esto lo aprendí de mis hnos mayores). Hay ciertas cosas de las que no podes escapar y otras cosas que, directamente, no queres saber. Si hubiese un libro, una especie de guía que te diga cuando te pasaste de la raya, estaría bárbaro verlo venir, pero no sé como se hace eso. Lo tomas como podes y lo mantenes todo el tiempo posible. En cuanto a las reglas, quizás ni siquiera existan, quizás se van formando de a poco, pero igual las reglas las tenés que marcar por vos mismo, es simple, por ejemplo, si me quiere ver que me avise. Y ahí te ahorrás dolor, ansiedad, y por sobretodo vergüenza.

I don't like beeing here.

Soñando con el único lugar en el que mi siento segura, a tu lado. Soñando con vos, conmigo, con un "nosotros" que muy pocas veces creo que realmente se concretará. Soñando con un mundo en el que no necesitamos de nada más que no sea la existencia del otro completando la nuestra, eso si es soñar. En realidad, lo peor de cualquier sueño es lo que significa en si mismo, que es sólo eso, un sueño. Una efímera felicidad, que de vez en cuando te ayuda a escapar de la cruel verdad del día a día. Un sueño representa un deseo, un deseo representa una idea, una idea... ¿qué idea? Vaya a saberse si en algún momento esa idea se haga presente en la realidad diaria. Pero acá escribiendo no voy a lograr mucho, ¿verdad? En este momento la frase que define mi estado de ánimo es la siguiente: es lo que hay. Sisi, es lo que hay, y nada más, mañana habrá otra cosa, y extrañaremos lo que hubo ayer y los días anteriores a este, porque mientras más crezco, más duro me golpea la vida.


P de PUTA

Querida puta:
Sos una puta, deja de ser tan puta, por que te gusta tanto ser así de puta? No te cansas de ser puta? Ya fue, sos muy puta, no te quiero más puta, chau puta, ojalá te mueras de una infección en la concha, por puta
Un besito, Antú.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Navidad.

Debido a los sucesos ocurridos en estos últimos dos años, esta navidad no me interesa para nada, cosa que la verdad me sorprende porque como muchas, casi todas las personas que creo conocer, a todos les gusta muchísimo la navidad. Y bueno, no encuentro sentido a esto, sólo por los chicos. Por ejemplo mis sobrinos de siete años, que desde hace ya dos meses están esperando que venga Papá Noel, sin dejar de hablar de él por lo menos catorce veces al día. En fin, esta navidad no me está entusiasmando para nada. Me tiembla la mano, y eso me pone nerviosa, asique me voy. Chau, ¡muchas felicidades! 
Antú.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Finalmente.

Bueno, después de mucho buscar, al fin pude hacer que apreciera el cartelito que dice BLOG PROTEGIDO. ¡Qué felicidad! arre. Era eso nomás, quería transmitirles mi felicidad jeje, adiosito.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Personalmente creo que todo esto es una locura.

22 de diciembre de 2011. 1:13 am. Yo sentada en la computadora, pensando... pensando en las mil y una cosas que pasan en este momento por mi cabeza. Trato de recordarme exactamente un año atrás, y me doy cuenta de lo muchísimo que cambié, lo mucho que maduré (en mi opinión je). Hoy, con orgullo puedo decir soy otra persona. Ya no soy dependiente de nadie, ya no hago lo que todos me piden que haga, sino lo que me conviene a mi, hasta cierto punto. De una forma u otra, sigo siendo un embole en lo que se refiere al amor, hasta yo me doy cuenta, soy alta pajera. Soy super caprichosa, soy demasiado celosa, soy algo histérica :$ Soy vueltera, muy, muy vueltera; pero me di cuenta que en los momentos en que menos vueltas di, peor me fue. Asique mi método de las vueltas funciona, está comprobado. En fin, un año más se va. Se va con sonrisas opacadas con lágrimas, se van llantos iluminados con risas, se va con muchas cosas, y entre ellas una parte de mi, la parte que me cansé de arrastrar desde los doce años, la parte que decidió que mi felicidad depende de una sola persona, que desde hace ya mucho tiempo creo que no se acuerda de mi. ¡Te vas parte mala, te vas!

lunes, 12 de diciembre de 2011

Plagio

Boluda que bronca que me das, por que te copias? No entendés lo feo que es que se te copien, yo esas cosas las saco de mi corazón, son cosas que siento yo. Una vez me dijeron que la gente que pone palabras de otros en su boca es porque no sabe lo que siente, y estoy completamente de acuerdo con esto. Men, deja de copiarte, ponete a escribir vos y fijate como las cosas van saliendo solas. Y el día que te digan me encanta lo que escribís vas a entender, vas a tener esa satisfacción de que la gente elogie algo que salió de vos, algo que creaste vos misma. Por eso yo no me copio en las pruebas de la escuela (ah re cualquiera, pero posta) porque cuando a mi se me copian, me da bronca porque esas personas al final se terminan sacando buenas notas por algo que hice yo, y lo peor es que ni siquiera te lo agradecen, yo no me copio, y muchos dirán que soy una pajera por no hacerlo, porque tengo ocho materias en diciembre y una **** bien adentro, pero las materias que aprobé las aprobé yo, no los demás, con todo el esfuerzo que hice YO. Y las que desaprobé, las desaprobé yo, con las pocas, casi insignificantes ganas que les puse. Asique bueno men, pensá en esto que te digo, date cuenta que yo podría denunciarte por plagio, y va en serio, pero no lo hago, trato de instruirte para que seas una mejor persona. 




P de PUTA

martes, 6 de diciembre de 2011

La vida

 se me pasa y yo me muero, me muero por ti.

Ya no quiero que sea invierno.

El verano daba aquella sensación de poder pedirle que los dos fueramos uno y sucedió; el otoño fue la cima para mi, nada podía pedir, yo con él tenia todo, yo era feliz! Y no lo vi venir, yo creía que los dos llegaríamos hasta el fin, y no fue así, porque en invierno fue donde todo terminó; y así empezó el dolor, pues me quebró en 100 pedazos, y no los recogió. En primavera nos volvimos a encontrar, siempre te veo cuando siento soledad, ¿por qué será?. Y no lo vi venir, eso me pasa por creer en algo que no puede existir, sentía que podía ganar cualquier batalla junto a él, y las perdí de una sola vez. Ya no quiero que sea invierno.

martes, 29 de noviembre de 2011

domingo, 27 de noviembre de 2011

Lejos de todo, menos de mi.

Si recuerdo tu mirada es porque hablaba sola, porque no hacían falta las palabras, charlábamos mediante miradas. Nunca hizo falta una mentira, mucho menos una palabra, todo se quedó corto para expresarte mi amor, sueño despierta, imagino que volvés, que no te diste por vencido, que conmigo sos feliz, todo sobra si te tengo. Quizás lo que más duele es ese quizás, el que me dejaste junto con las miles de sonrisas, pero también las muchas cicatrices, "no quiero que te vallas" te susurré al oído, "a palabras necias, oídos sordos" siempre fuiste fiel, pero no a mi, que te di todo lo que tuve, igualmente no te alcanzó. Está bien, no soy lo suficiente, ella si? perfecto, mejor así buena suerte, de verdad, que tengas todo lo que no te supe dar.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Sos adolescente.



Tenés la estúpida idea de enamorarte de alguien que capaz que ni siquiera sabe tu nombre. Por desgracia, a tu cerebro lo dirige tu corazón, y por consiguiente todas tus acciones como persona e individuo. No te gusta tu aspecto físico, y si no te gusta, a pesar de que tus amigos te digan que estás bien como estás, a vos te va a chupar un huevo y vas a seguir desconforme con él. Un día te despertás comiéndote el mundo, y al otro comiéndote el suelo. Te perdés casi siempre, y casi siempre te quedás estancado/a pensando en qué camino tomar. Te la pasás diciendo que querés estar solo/a, y cuando finalmente lograste mediante la fuerza que todo el mundo se aleje de vos, dejándote en compañía únicamente de tus pensamientos, te quejás porque necesitás estar rodeado de gente. La distancia es tu perdición, y más con alguien con quién esa distancia no debería existir, solamente algunos me van a entender. Finalmente, si sos normal, la música va a ser la única que te entienda, y por defecto tu mejor amiga por un rato. Si tenés algún problema con difícil solución, ponés la opción dormir ante todo, o al menos eso hago yo, es una buena forma de escaparse del lío diario. Las ganas de estudiar, son inversamente proporcionales al tiempo que tengas para hacerlo. El/la que te gusta no te da bola y le gustas a alguien que no te gustaría jamás. Juzgas sin conocer pero no te gusta que te juzgue alguien que nunca tuvo contacto alguno con vos.
En otras palabras, sos un hipócrita, vago, con principios de bipolaridad, a veces estúpido pero cuando te conviene sos más vivo que cualquiera. En fin, te la comes.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Odiar a la gente :)

Pendejas de mierda que se meten en tu vida, y cuando te ven se hacen las vivas sin pensar que vos les llevás CUATRO AÑOS DE DIFERENCIA y tranquilamente podrías encajarle una buena piña en la jeta para que aprenda cuándo, cómo y con quién hablar, pero sin embargo, te mantenés en tus cabales y pensás, es una nena, mirá si le voy a pegar. Chicos inútiles a los que les falta la mitad del cerebro y usan un cuarto de lo que les queda, que cuando te ven pasar te gritan zorra sin pensar que son ellos los que te metieron los cuernos mientras vos estabas en tu casa pensando en cuando lo ibas a ver, qué te ibas a poner para verlo, qué le ibas a decir... pero finalmente te das cuenta que fue todo al pedo, que desperdiciaste un tiempo X en un pelotudo como él, que te arriesgaste por pelotuda y por pelotuda te fue mal. Y ahora te querés matar, porque entendiste que si ya te tomaron el pelo una vez, y perdonaste, y te lo tomaron dos, y perdonaste sos una completa loser, y a eso nadie te lo va a sacar nunca. Pero ei, pensá! Vos tenés opciones, podés vivir la vida como si todo te chupara un huevo y por un momento pensarte como la dueña del mundo, o podés seguir siendo la misma enferma retardada que se cuelga de cualquier hilo que encuentra y cuando se cae de cara al piso se queja.
+Vos, qué vas a elegir?

martes, 22 de noviembre de 2011

Tal vez, y sólo tal vez...

En realidad te llamé para preguntarte por que habías estado así conmigo todo el día, osea re cortada. Te llamé pero no me animé a preguntarte porque se me caían las lágrimas y no me ibas a entender nada cuando te preguntara. Como ya te dije muchas veces, e insisto sos mi mejor amiga y no me gusta estar así con vos, y quiero suponer que entendés por qué me pongo mal cuando vos estás mal, porque estoy con vos todo el día, cosa que como también te lo dije ya muchas veces me encanta. Vos sabés que lo que quiero es que estés bien, obviamente entiendo que estés triste por lo que pasó los últimos días, pero no me gusta que me hables mal, ni que me dejes tirada porque si soy tu amiga lo soy para escucharte y entenderte. Trato de consolarte lo mejor que puedo, capaz que no me sale, capaz que otras personas te entienden más, pero no me gusta que me dejes tirada y me hables "cuando sea necesario". Te lo digo de la mejor manera que puedo, osea imaginame con tono lindo, pero con lágrimas en los ojos por no poder mantener en pie esta amistad que tanto me gustaba tener con vos. Se que las cosas no se arreglan por chat, ni por teléfono, ni mucho menos mostrando todo esto acá, si no en la cara, pero es mi blog y publico lo que quiero. Como te conozco se que no decís todo lo que pensás o sentís frente a frente, y a mi tampoco me da mucho el coraje como para hablarte de todo esto, espero que entiendas que esto te lo digo a vos, no a otras personas, solo a vos, porque es con vos el problema y quiero arreglarlo, porque repito, no me gusta estar así.
Te amo.